Un par de truquitos con el delineador son suficientes para cambiar por completo tu mirada, dependiendo de la intención que quieras darles ese día. Tal vez algo más suave y romántico, o intenso y atrevido.

#1 Ojos pequeños

delineador ojos pequenos
RE_SKY VÍA SHUTTERSTOCK

Con los ojos pequeños debes tener cuidado, porque es muy fácil que se pierdan en tu maquillaje si aplicas demasiado. No te delinees desde el lagrimal, ni remarques por completo la línea de las pestañas, ya que esto “cerrará” tu mirada.

#2 Ojos grandes

delineador ojos grandes
IPAG COLLECTION VÍA SHUTTERSTOCK

#3 Ojos asimétricos

delineador ojos asimetricos
VLADIMIR GJORGIEV VÍA SHUTTERSTOCK
 ¿Te ha pasado que te miras en el espejo y notas que uno de tus párpados es más grueso o está más arriba que el otro? A mí también me sucede. El tip perfecto para corregir eso es compensar con el ancho del delineado. Pinta una línea más gruesa en el párpado que se vea más grande o con mayor superficie, así crearás la ilusión de simetría entre tus ojos.

#4 Ojos muy juntos

delineador ojos juntos
AFRICA STUDIO VÍA SHUTTERSTOCK

En este caso, la opción es parecida a la de los ojos pequeños. Si te delineas desde el lagrimal, “cerrarás” tu mirada y parecerá que tus ojos están todavía más cerca entre ellos. Comienza tu delineado aproximadamente donde empieza tu pupila y termínalo en forma de V.

#5 Ojos muy separados

delineador ojos separados
AFRICA STUDIO VÍA SHUTTERSTOCK

Un último tip: Si conoces algún estilo de delineado que te encante, pero según estas recomendaciones no le va a la forma de tu ojo, ¡no te apures! Recuerda que lo bonito del maquillaje es que nadie te meterá a la cárcel por “romper las reglas”.

Artículo vía Lilian Perez